Las 3 Claves Fundamentales para Superar el Estrés y Ser una Mamá Feliz

La gran mayoría de las madres en la sociedad occidental nos sentimos agobiadas, cansadas, agotadas y desbordadas, ¿te pasa a ti también? Lo más probable es que sí y por eso estás leyendo este artículo. Así que antes de continuar, quiero contarte que ¡puedes cambiar las cosas y tomar las riendas! En tus manos está...


Y no es de extrañar porque si te fijas, estoy segura de que no sólo:
  • Te levantas por la mañana con los ojos adoloridos, feliz de ver a tus hijitos, de abrazarlos, mimarlos y besarlos.
  • Los alistas para llevarlos al cole, o a la guardería, a casa de los abuelos o para empezar tu jornada en casa con ellos.
  • Te duele tanto el cuerpo... llevas tiempo sin hacer más ejercicio que llevar a tu bebé en portabebés ergonómico.
  • No recuerdas lo que es ir al baño sola, sin ver asomarse unos deditos, o un gritito agudo llamando "mamiiiiiiiiii, ¿qué haces? ¿dónde estááááááááás?"
  • Dejaste atrás tus sueños anteriores, los de la mujer que eras antes de ser mamá.
  • Tus experiencias te han moldeado y ahora eres otra.
  • Tal vez incluso hayas cambiado de profesión. 
  • Tu misión en la vida ahora se define de otra manera. Has atravesado oscuridades y quieres compartir tu luz con aquellas personas que, inmersas en ese túnel del que a duras penas has logrado salir, aún se encuentran desesperadas. 
  • Lo piensas cada día, pero cada día es una rueda de hámster que gira y gira... 
  • Lavadora, tendedero, secadora, doblar, ¿planchar?, guardar, vestir, desvestir, duchar, piyama, cepillar los dientes, cocinar, servir, lavar, guardar, ¿dormir?, limpiar, quitar el polvo, organizar, correr al colegio o al trabajo, mimitos, jugar, ir al parque, y vuelta a empezar.

Sino que además te das cuenta de que el tiempo pasa y que te estás perdiendo de disfrutar de esta etapa de la vida de tus niños, por todas tus obligaciones y el estrés que vives a diario.

Pero tranquila porque todo eso tiene solución. El problema no es la situación como tal, ni cuánto te estás esforzando. Lo que pasa es que tienes que definir tus prioridades y usarlas como colador y sólo hacer aquellas cosas que bajen a través de este filtro.
  1. Reflexiona acerca de qué es lo más importante para ti en esta etapa y renuncia conscientemente a aquello que ya no forma parte de tus prioridades (aunque lo fuera en un pasado).
  2. Haz una lista de todas las cosas que haces cada semana y plantéate cuáles de ellas son prescindibles; delega o anúlalas sin culpa. Por ejemplo, para mí planchar no es una prioridad, así que el 95% de la ropa que usamos está hecha de tejidos que se ven presentables sin necesidad de perder ese tiempo tan valioso haciendo una actividad tediosa.
  3. Planifica tus actividades semanales de tal manera que puedas incluir dentro de tu horario semanal al menos media hora diaria de autocuidado. La clave para que tu día a día fluya con muy poco estrés radica en cómo te encuentres tú, es imprescindible que dejes de poner tu bienestar y autocuidado a un lado (y no, no es egoísmo, es dar el buen ejemplo a tus hijos).
¿Qué te parecieron estas tres claves?

Ya ves el camino para salir de esto un poco más claramente, ¿verdad?

Pues la herramienta de la que voy a hablarte a continuación va a darte aún más claridad. Acaba de salir de imprenta mi aclamada Agenda Amor Maternal, que te permitirá:
  • Reflexionar e implementar todo lo que necesitas para sentir que tienes la sartén por el mango como mamá, a través de ejercicios prácticos, rápidos y fáciles.
  • Retornar a la calma y al bienestar casi instantáneamente cuando tengas un mal día a través de otro ejercicio sencillo y muy efectivo.
  • Erradicar los sentimientos de culpa cada vez que hagas algo para ti a través de una estrategia infalible que a la vez te aportará paz y placer.
... y muchas cosas más que te sorprenderán positivamente...

Tengo un ejemplar de regalo para ti, sólo tienes que indicarme a dónde enviarlo y cubrir los gastos de envío.

Reserva tu ejemplar antes de que se agoten.


Presta atención cuando ahora solicites tu ejemplar porque...
  • Cuando realices tu pedido, recibirás de regalo también, un videotutorial sobre organización para mamás que te será de gran ayuda.
  • Conocerás una metodología que te ayudará a aprender de tus errores -para no volver a cometerlos- y a celebrar los pequeños y grandes logros que obtienes en tu camino.
  • Tengo sólo 100 ejemplares para regalar y la última vez que hice este regalo a mis lectoras, se agotaron enseguida.
Haz click sobre el siguiente botón para ver si aún me quedan ejemplares para regalar.


 
© Louma Sader ı BlogDesign.es ı Texto Legal ı Ayuda